Hummus de Pistacho

El hummus de pistacho es una variante del famoso hummus muy popular en oriente medio. El hummus es una de las recetas básicas de la cocina libanesa, aunque hoy en día su consumo está extendido por medio mundo.

Su elaboración es muy sencilla, básicamente es un puré de garbanzos mezclado con tahini o pasta de sésamo, zumo de limón y aceite de oliva; y según la variedad local puede estar aderezado con pimentón, pimienta, ajo o aceitunas, normalmente acompañado con pan de pita.

Aporta hidratos de carbono de absorción lenta, que nos dan energía sin elevar la glucosa en sangre; también aporta proteínas de alta calidad biológica, fáciles de digerir, y es bajo en grasas, por eso muchos deportistas ya lo han incluido en su dieta, ¡No es de extrañar!

Como ya hemos comentado, su base principal son los garbanzos, gran fuente de triptófano, un aminoácido esencial que ejerce un efecto calmante sobre el sistema nervioso porque ayuda al cerebro a producir serotonina, también llamada “hormona de la felicidad”, y ayuda a  aliviar el insomnio e inducir el sueño, porque la serotonina se transforma en melatonina, la hormona encargada de  regular el ciclo vigilia-sueño… ¡y todo esto sólo con uno de los ingredientes de la receta!

Como sabemos que no hay muchos amantes de los garbanzos, en esta versión no se aprecia el sabor porque hemos incluido un ingrediente originario de oriente, el pistacho, es uno de los frutos secos que más energía y fibra aporta, ayuda a controlar el colesterol, contiene antioxidantes y minerales, además de ayudarnos a luchar contra los radicales libres… ¡todo un lujo en tamaño mini!

Ingredientes:

  • Un tarro pequeño de garbanzos cocidos
  • 200 grs de pistachos sin cáscara
  • 2,5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, unos 25 grs.
  • Medio vaso de agua, que dividiremos en 3 partes.
  • 1 diente de ajo pelado
  • El zumo de medio limón
  • Sal y pimienta negra recién molida

Elaboración:

  1. Enjuagar y escurrir los garbanzos. Reservar.
  2. Poner los pistachos en el accesorio picador y empezar a triturar. Cuando estén troceados sacamos un par de cucharadas que usaremos para decorar. Seguir triturando un poco más, hasta que estén bien picados.
  3. Añadimos el aceite, el ajo y una parte de agua y trituramos hasta obtener una pasta.
  4. Incorporar los garbanzos, el zumo de limón y el agua restante y triturar hasta obtener la textura necesaria, rectificando el agua si se nos queda demasiado densa la masa y a la picadora le cuesta mucho seguir trabajando.
  5. Salpimentar al gusto y triturar un poco más, para que el aderezo se integre en la masa.
  6. Pasar la masa a un bol y añadir una cucharada de los pistachos troceados que teníamos reservados, remover para que se mezclen bien. Añadir por encima de la mezcla el resto de pistachos troceados y regar con un chorrito de aceite de oliva.
  7. Para conservar el hummus es necesario que lo guardemos en un recipiente hermético, siempre con un chorrito de aceite para que no se oxide.
Compartir
  ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.