¿Qué es el ojo seco?

En 2007 el DEWS (Dry eye Workshop) consensuó la siguiente definición:
“ El ojo seco es una enfermedad multifactorial de la película lagrimal y la superficie ocular que causa síntomas de malestar, trastornos visuales e inestabilidad en la película lagrimal con daño potencial en la superficie ocular. Va acompañada por un aumento de la osmolaridad de la película lagrimal e inflamación de la superficie ocular”

Más de 330 millones de personas en el mundo padecen síntomas de ojo seco. En España afectan a más del 11% de la población (5 millones de personas).

Las causas de este síndrome, como bien explica en su definición, es multifactorial y los factores de riesgo son:

⁃ La edad. Se calcula que aproximadamente un 75% de los mayores de 70 años padece este síndrome en algunas de sus fases.
⁃ La menopausea.
⁃ La exposición prolongada a pantallas ya que con ellas disminuye la frecuencia de parpadeo y eso favorece la evaporación de la película lagrimal.
⁃ El uso de algunos fármacos para patologías que no están relacionadas con tratamiento ocular. Destacan entre ellos los diuréticos, antidepresivos, bloqueadores beta (hipertensión, enfermedades cardiovasculares), antihistamínicos (alergias, artritis…) y anticonceptivos. Todos ellos pueden propiciar la aparición de síndrome.
⁃ Déficit de grasas esenciales (omega 3)
⁃ Ambientes de baja humedad (calefacciones, A/A…)
⁃ El uso de lentillas.
⁃ Cirugía ocular. Sobretodo la refractiva y de catarata.
⁃ Otros factores de riesgo pueden ser el tabaco, humo, ambientes con mucho polvo.

Los síntomas del ojo seco son:

⁃ Sequedad
⁃ Irritación
⁃ Dolor/ardor/escozor
⁃ Fatiga ocular
⁃ Visión borrosa y sensibilidad a la luz
⁃ Los más frecuentes son: Sensación de arenilla/cuerpo extraño y lagrimeo.

Estos síntomas pueden alterar nuestra calidad de vida por las molestias crónicas que ocasionan al mismo tiempo que pueden ocasionar una mayor intolerancia a las lentes de contacto. El déficit de lágrima hace también que exista un mayor riesgo de infecciones oculares por la falta de protección natural que ofrece la película lagrimal.

Para mejorar estos síntomas hay algunas recomendaciones que pueden contribuir a disminuirlos:

⁃ Reducir la temperatura del lugar de trabajo/casa ya que induce menos a la evaporación de la lágrima.
⁃ Aumenta la humedad de trabajo/casa con el uso de humidificadores.
⁃ Evitar hábitos tóxicos como el tabaco.
⁃ Estimular hábitos sanos: beber abundante líquido, parpadear con frecuencia ante los ordenadores, limitar las horas de uso de lentillas, utilizar gafas de sol.
⁃ Ingesta de omega 3 con la dieta o complementos alimenticios.

El tratamiento básico en los síndromes de ojo seco es la lágrima artificial.

En la actualidad hay en el mercado infinidad de lágrimas artificiales cada una con características diferentes. Dependiendo del grado de ojo seco que se tenga el profesional recomendará una u otra para aliviar en la mayor medida los síntomas.

En nuestras ópticas contamos con una amplia gama de lágrimas artificiales. Con las pruebas que te realicemos y los síntomas que nos refieras elegiremos la más apropiada para tu caso.

Si tienes algunos de los síntomas de síndrome de ojo seco, ven a visitarnos, te ayudaremos a que disminuyan o incluso desaparezcan.

Esperamos que os ayuden estos consejos, paséis un verano fresquito y que las lágrimas solo sean de risa.

Marta Jimenez Pons

Compartir
  , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.